Texturas






Una mañana cualquiera, dando una vuelta sin rumbo predeterminado por la ciudad puede deparar sesiones fotográficas como las de este ejemplo.
Y eso que no tiene especial atractivo -de hecho, ninguno- la ciudad donde vivo.

Entradas populares de este blog