22 enero 2007

Tamarindo


Si te "pica" la espalda, puedes arrimarte al tronco de este árbol y frotar con fruición hasta que ese "picor" desaparezca.

Pasan los años