Amarradero


Dos imágenes del puerto de Castellón a media tarde.
El puerto está en el Grao de Castellón. Una zona donde, a mi modo de ver, ocurre algo curioso, aunque no único en este país donde nos ha tocado vivir; se ha revitalizado enormemente a partir de la construcción y puesta en marcha de una zona de ocio, compuesta por un edificio de estructura cúbica que contiene cines, restaurantes, etc., un paseo ajardinado junto al puerto deportivo y otras actuaciones, además de un par de logotipos para recordarnos donde estamos.
El resultado de todo esto no puede ser visualmente más lamentable, reconozco que a la zona le ha venido bien, pero a cambio de perder totalmente su identidad.
El edificio central destruye la visual; es un elemento arquitectónicamente pobre que no consigue convertirse en referente visual, sino más bien en caja de zapatos abandonada en medio de la plaza, el jardín está bien -de él no tengo nada que comentar-, los elementos decorativos (sobre todo una torre que simula un yo que se, junto a una gradería que baja hasta el agua, lo único que debió ser bombardeado cuando lo de Guernika) son "de poc gust", como decimos aquí y los logotipos, bueno, los logotipos. Qué decir de ellos...
Es mi opinión, ya digo. Pero que conste que no recuerdo haber leído nada positivo de esta actuación urbanística en ningún medio especializado -On Diseño y demás- y mira que andan ávidos de reportajes estas revistas.
Y es que los arquitectos y urbanistas arrimados al poder establecido, parecen dejar mucho que desear.

Entradas populares de este blog