El declive del imperio...



Ahora que estamos en plena campaña de elecciones, no estaría de más revisar el lamentable estado de algunos de nuestros parques y jardines.
A no ser que se trate de una nueva (y mal comprendida) postura ecológica, consistente en intervenir paisajísticamente lo menos posible, dejando que la naturaleza se regenere a voluntad propia.
Entonces si, ¡Loados sean nuestros bienamados políticos!.

Entradas populares de este blog