La Rioja

















Unos días de descanso por estas tierras de vino, cebada e historia.
Para empezar, nada mejor (o peor) que una serie de fotografías condicionadas por la inclemencia meteológica, en tanto que una lluvia intermitente y un cielo plomizo fueron compañeros constantes durante los tres días que estuvimos en Logroño y alrededores.
Y si algo me queda como imborrable recuedo del viaje, más que estas fotos que aquí muestro, son las caras de sufrida determinación que ví en muchos de los peregrinos que hacia Santiago arrastraban sus ampollas.
Espero ser uno de ellos en un futuro no demasiado lejano.

Entradas populares de este blog