Una de Paparazzis



La vida es dulce, pensará el obispo y su séquito de aduladores.
Y Federico, con su amigo Paparazzo, pondrá nombre a este ejercicio fotografico que consiste en captar oculto, la foto comprometida.

Aclaración:
No hay nada de ilicito en esta reunión. Son fiestas en el pueblo, es la hora de comer y los representantes de JC en la Tierra, se reunen alrededor de la mesa para intercambiar opiniones.
Hasta aquí bien, pero se me ocurre que mañana será fiesta en otro pueblo, pasado mañana lo será en otro distinto y así ad infinitum, ¿irá el obispo a todas las comidas?
Ya cantaba/radiaba Goma Espuma -qué grandes son- aquello de
"Si los curas comieran chinas del río,
no estarían tan gordos, los tios jodios..."

Entradas populares de este blog