Maquinas


Las máquinas y otros artefactos abandonados en los campos, suelen dar buen resultado estético.
Se trata -cosa que yo aún no he conseguido- de saber captar, entre otras cosas, el punto de vista que mayor fuerza dramática posea y la combinación de colores más adecuada. En este último caso, entra en escena el óxido que, junto con los colores originales de la máquina y los del propio paisaje, permiten a menudo composiciones vistosas.

Entradas populares de este blog