Bilbo


Modelo recurrente.
Mi perro se deja fotografiar, a condición de no estar nunca posando.
Pillarlo quieto y mirando a la cámara es poco menos que imposible.

Entradas populares de este blog