Madrid





Hemos pasado unos días en Madrid que me han servido para comprobar que, o bien no se hacer fotos -cosa que no dudo- o bien que es más difícil de lo que parece hacer fotos dentro de un museo.
Controlar las luces, las velocidades, la gente, al guarda jurado que te impide fotografiar...
Es demasiado para tan poco tiempo como el que tienes. La foto se ha de hacer sin flash, la gente no está quieta, además hay demasiada alrededor de los cuadros. Si salen ellos en la foto y se dan cuenta, algunos se cabrean...

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios