13 marzo 2008

Grao Castellón





Unas cuantas fotos tomadas la noche del miércoles en el Grao de Castellón.

Cualquier excusa es buena para sacar de la bolsa la cámara y pasearla un poco porque bien pensado, pasados los primeros meses de prueba, las cámaras pueden acabar convirtiéndose en uno más de esos "trastos" que acumulamos sin demasiado sentido los hombres -más que las mujeres- en esa búsqueda de algo que nos permita llenar nuestras horas de ocio y que más que aparatos inventados para el entrtenimiento; lease bicis, motos, tablas de surf, pirateo de pelis -que nunca ves-... acaban siendo pasto de la decoración marginal de garajes, trasteros, últimos cajones o similar. Para evitar este fin último de las cosas, lo mejor es mantener un contacto habitual y fluido con la cámara y ya que anoche tenía que estar en el Grao, ella vino conmigo.

El resultado son estas fotos de conexión temática dudosa y acabado técnico desigual, pero que de no haber llevado conmigo la nikon, seguro que ni tendrían sutil conexión, ni acabado técnico alguno.

¡Uy, que rollero!, dirán algunos.

Pasan los años