Bravos toros - o menos humos, chiquillo-





No será porque no ví toros majos pastando por Cáceres y alrededores, pero en serio; ¡qué dificil es parar por aquellas carreteras! no hay casi apeaderos, todos los lindes están vallados y claro, esto de aquí es lo poco que conseguí fotografiar.
Otra vez será.

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios