Gárgolas




Era de día y, aunque nublado, el dramatismo se pierde.

Entradas populares de este blog