The company y La Cuatro

Quiero romper una lanza en favor de La Cuatro. Pero quiero romperla sobre sus cabezas.
¿Como se les ocurre maltratar de una forma tan absurda a su audiencia?
Veamos; mal está que nos obliguen acostarnos a las tantas por la "feliz" idea de emitir los tres primeros capítulos de The Company seguidos, pero peor es que a la semana siguiente, nos emitan los tres últimos a una hora imposible. Y todo porque alguien que trabaja en "La cuatro" y, seguramente, le debe favores al Zapatero, decide ponerle en prime time para que nosotros, pobres y sufridos televidentes, veamos cómo nuestro máximo mandamás es capaz de subirse al monte junto a Jesús Calleja, por otra parte personaje interesante donde los haya.
Supongo que todo este asunto se hace buscando un aumento de popularidad que, en estos tiempos difíciles que se avecinan para el PSOE, no viene nada mal. En fin, una pena, porque el intento, por obvio, es burdo.
¿Alguien me puede contar como acabó la serie? O bueno, da igual, porque ahora que lo pienso, aunque los malos han cambiado, la CIA sigue ahí.

Entradas populares de este blog