Metro Valencia y la Navidad



¿Dónde va a parar el diseño que no sale adelante?
Hace unos años una agencia de publicidad valenciana me pidió diseñar un cartel desenfadado y enfocado a un público juvenil. El cartel era para anunciar la campaña navideña de Metro Valencia.
Sin embargo, ese cartel nunca vió la luz por cuanto la propia empresa anunciante organizó paralelamente un concurso entre los colegios de la ciudad, para desarrollar la imagen de esa campaña navideña.

Conclusión:
Cuanto mal hace la falta de comunicación cuando de comunicar algo se trata.

Debo aclarar por otra parte que este diseño es un encargo cerrado, en el que lo que se me pedía es lo que se ve en ese cartel. Lo digo por algunos comentarios tan retorcidos ;-) como los que he recibido. No obstante, puede ser que quién opina sobre la baja calidad del trabajo tenga razón, y a eso solo puedo argumentar que bueno es ir conociendo las limitaciones que mi capacidad "artística" impone a mi trabajo.
A veces estás contento y convencido de tu último trabajo, pero cuando lo vuelves a ver con ojos más críticos, o simplemente cuando ha pasado cierto tiempo desde la última vez que lo viste, resulta que ya no te parece tan bueno, que lo habrías hecho de otro modo, que quizá el estilo fallaba, la idea no era tan buena, los colores deberían ser otros o que posiblemente, el diseñador también debería ser otro y no yo. Pero yo fui quién lo hizo, así que si eso es lo que salió, es lo que mi capacidad me permitía en aquel momento.
Asusta pensar la tierna edad en la que grandes científicos hicieron sus mejores aportaciones. Consuela pensar que hasta más allá de los noventa, a Picasso se le siguió considerando un genio con cada nueva obra que creaba.
Matizaciones al margen, cada uno que elija según le convenga.

Entradas populares de este blog