Reservoir dogs


Hace años asistí a una sesión fotográfica. Hice algunas fotos por mi cuenta de los preparativos, del fotógrafo profesional y de la sesion en sí.
Esas fotos permanecen guardadas en alguna carpeta de mi ordenador porque, en el fondo, me sabe mal sacar por aquí a la gente sin su permiso, y obtener el de todos es trabajo extra que no me apetece acometer.
Sin embargo, encontré el otro día estas pruebas que hice por mi cuenta en las que "jugaba" a crear un comic a partir de aquellas fotografías.
El asunto tiene miga porque tratando digitalmente las fotografías, te ahorras todo el trabajo de dibujo. A cambio debes tener clara la historia que quieres contar y debes saber qué y como fotografíar.
Esta imagen no tiene sentido narrativo, simplemente es una muestra de las posibilidades de esta técnica que, abuen seguro, más de uno utilizará.

Entradas populares de este blog