28 febrero 2009

Texturas



Dos fotografías de una puerta. El clima, el paso del tiempo, las manos -poco o mucho mañosas-. y un poco de tratamiento frente al ordenador, dan como resultado imágenes que, a mí por lo menos, me parecen visualmente potentes.

Pasan los años