Adivina, adivinanza...

Esta mañana se me ha ocurrido una adivinanza.
Estaba paseando distraido al perro mientras mi cerebro iba "volando" por su cuenta. Siempre lo hace, total, no tiene mejor cosa que hacer a esas horas de la mañana durante el paseo diario. Los que tengan perro sabrán de esa sensación de hastío que se siente cuando ya te has recorrido miles de veces las mismas calles de tu barrio, paseando un perro que las recorre como si fuera la primera vez que sale a la calle.
Como decía, mis pensamientos divagaban en ese mar de lo absurdo cuando de pronto se me ha ocurrido la adivinanza. Es esta:

"Si supieras dónde trabajaba se me notaría en la cara".

¿Alguien conoce la respuesta?
PDT: De tan absurda y sencilla que es, iba caminando y riendo a la vez.

Entradas populares de este blog