Desastres arquitectónicos



¿Qué pobre alma bendita habrá decidido colocar el ascensor del parquing público frente (literalmente) la entrada principal del mercado de Almassora?

Entradas populares de este blog