31 marzo 2009

Un toque de color

Camino



No se trata de la película, sino de parches en el asfalto que "llenan" visualmente la composición. Sin ellos, alguna de estas fotos aún tendrían menos gracia de la que poseen per se.

Punto de fuga



Sigo "jugando" con las imágenes. Estas son fotografías tomadas durante el último fin de semana, aprovechando que el cielo estaba encapotado.
Si el cielo de estas fotografías fuera uniformemente azul, no tendrían ni la mitad de gracia (contando con que tengan alguna, claro).

30 marzo 2009

Playa de Almassora


Una foto en formato vertical, para que veáis que también sé girar 90º la cámara ;-).
Algún día me compraré una empuñadura para sostenerla en vertical, aunque a veces pienso que esto de la fotografía como afición -no digo ya como profesión- es como tirar monedas al mar para ver si lo llenas.
siempre hay algo que quieres y que no tienes y que piesnsas que es super necesario para mejorar la calidad de tus trabajos. Posiblemente no sea ciereto que mejore en calidad si amplío el equipo que tengo, pero algún día tendré que decidirme por lo menos por comprar un trípode decente y un flash, aunque con esto de la crisis, creo que voy tener que ir aguantando con lo que tengo un tiempecito largo.

Playa de Almassora

Playa de Almassora - Color y BN


Almassora

Dos cielos distintos para la misma imagen:



La misma imagen pero con un procesado menos agresivo.

Playa de Almassora

Playa de Almassora


Playa de Almassora - Líneas de separación

Playa de Almassora - Una imagen, dos acabados



Pues eso, el cielo de este paisaje marino me permitía experimentar para intensificar el dramatismo de la imagen.
¿Que tal?

Complejo complejo petroquímico


Otra foto de las que tomé este domingo pasado.
Un camino parcheado que dirige nuestros pasos hacia la playa de Almassora y que depara singulares vistas del complejo petroquímico instalado a caballo de Almassora y el Grao de Castellón.
Estas imágenes -de hecho, todas las que voy a subir hoy- han sido manipuladas en el ordenador para enriquecerlas -o por lo menos eso es lo que pretendo- visualmente.

Stop


No he podido resistir la tentación de titular esta foto así.
Supongo que entenderéis el porqué.

Extremadamente fuerte


Justo antes de entrar en Almassora hay una casa abandonada -la de la foto- que parece una ermita y que se viene abajo. Hace un tiempo que antes de que ocurra lo inevitable quería acercarme al lugar y capturar una toma.
Este domingo por la mañana encontré un hueco en mi apretada agenda ;-) y aprovechando que el cielo estaba como a mí me gusta (las nubes llenan el espacio fotográfico y añaden intensidad dramática), tomé varias fotografías.
Esta es una de ellas.

24 marzo 2009

Fotos con el móvil






A veces no tengo la cámara cerca y algo a mi alrededor me pide ser capturado. Para ello encontré una solución más o menos aceptable.

Mi móvil tiene cámara y aunque su resolución es tal, que dudo yo pueda retirarme algún día pensando en la calidad de un reportaje tomado a partir de dicha cámara, de vez en cuando suple satisfactoriamente la máquina de fotos que, obviamente, no voy a llevar encima a todas horas. Estas de aquí son algunas de esas fotos tomadas con mi móvil.

Por cierto, sugiero aquí que las cámaras fotográficas deberían tener una memoria interna (no es necesario que sea de tropecientos gigapíxeles) para ser usada en ocasiones como las del otro día, que cámara en mano, bolsa a la espalda y kilómetros recorridos hasta llegar al sujeto fotografiado, me di cuenta que me había dejado olvidado y conectado al ordenador la tarjeta de memoria.

18 marzo 2009

Crisis

En alguna ocasión he subido fotos al blog en las que la desaforada construcción, el paisaje destrozado por las grúas, el ladrillo, la ávida y voraz gula de constructores, promotores, arribistas y demás jauría eran retratados y puestos en evidencia. Ciega evidencia porque a nadie parecía en aquellos momentos importar demasiado lo que alrededor de sí mismos ocurría.

Así estamos y así nos va ahora a todos.

Asustados por la crisis, temerosos del incierto futuro, constreñidos y en stand by nuestros proyectos de futuro. Llenos de preguntas, dudas, incertidumbre, sorprendidos por los brutales cambios que nuestros ojos vienen contemplando en tan poco tiempo.

Hace unos meses, en navidad sin ir más lejos, regalé a mis familiares todo lo que en aquel momento mi bolsillo permitía regalar. La crisis, aún siendo evidente a mi alrededor, parecía hallarse a unos cuantos quilómetros de distancia, sin embargo ahora -solo tres meses después- ya no lo tengo tan claro. Llegaron las rebajas y las vi pasar por delante de mí sin que me apeteciera demasiado comprar por comprar, aquí en Valencia estamos en fallas, sin embargo no me apetece demasiado salir y gastar por gastar, pronto llegará Semana Santa y en estos momentos algo en el cuerpo me pide pausa, moderación y trabajo de hormiga.

Los periódicos, la TV, la radio, las conversaciones de ascensor, en la consulta del dentista, en la comida dominical, tomando un café en el trabajo... en cualquier parte CRISIS es la palabra comodín recurrente y más pronunciada.

Llega a España un economista premio nobel y nos dice que mal futuro le espera a este país (me pregunto, por otra parte, si hace falta un nobel para esa predicción, yo mismo soy capaz de predecir algo parecido y sin recibir un premio a cambio y a la vez me pregunto si no hubiera sido mejor que el tal ínclito economista hubiera abierto la boca antes de las vacas flacas. ¿De qué sirven los economistas, analistas y demás istas? ¿Dónde estaban hace dos o tres años? ¿Dijeron algo? ¿Alguien les escuchó?).

Contemplamos atónitos cómo los políticos andan más preocupados con espías, Garzones y otras batallas entrecruzadas que con los problemas reales de los ciudadanos que vivimos fuera de su burbuja política. Si es cierto que hay más de dos partidos políticos en este país ¿dónde están?, ¿Que hacen y dicen?...

Esto no es vida y parece que lo que viene no es nada comparado con lo vivido hasta ahora y lo peor es que no sabemos a qué distancia se encuentra el primer rayo de luz que nos anunciará la salida del túnel.

Por ahora, oscuridad total.

Aquellas fotos eran premonitorias de este gris presente, lo que yo no sospeché es que la crisis no iba a ser sólo provocada por la "desaforada construcción". Recuerdo el verano de 2007 y las noticias que venían de EEUU informando sobre los primeros pasos de lo que luego fue el Crack bursatil, las hipotecas basura y... Recuerdo también el aumento vergonzoso de los precios provocados por los intermediarios, la especulación alrededor del biocombustible y las plantaciones agrícolas destinadas no a alimentar bocas sino surtidores, y esa estúpida guerra en Irak que a nada bueno nos llevó.

Demasiadas cosas para mentes tan limitadas como la mía.

17 marzo 2009

In Treatment

Por cierto, hace tiempo que no escribo nada sobre las series de TV que estoy viendo. Anteriormente dije ya algo sobre A dos metros bajo tierra, los Soprano, The wire, Mad Men, 24...
Y ahora toca hablar un poco sobre otra serie, supongo que poco conocida pero muy, muy recomendable; In Treatment, una serie del canal HBO.

In Treatment, En terapia, narra en capítulos de 20 cortos, pero repletos minutos, la terapia que el Dr. Paul Weston imparte/somete -o como se diga- cada día de la semana a sus pacientes. Los lunes toca Laura, los martes los dedica a Alex, los miércoles son para Sophie, los jueves tenemos terapia de pareja con Jake y Amy y los viernes es el mismo doctor quién visita a Gina, su propia terapeuta. Estas cinco historias son totalmente distintas entre sí, reflejan traumas, temores, circunstancias que todos nosotros podríamos tener en la vida real. Lo que cuentan es creible y el trabajo de todos los actores es, simplemente fantástico.

Toda la serie, que consta de 43 capítulos en su primera temporada, es un contínuo plano contraplano, nada de acción, y, ¡oh, milagro! aunque parezca imposible no se hace pesada, nunca decae el interés, de hecho este va "in crescendo".

Es una serie absorvente, analítica, introspectiva, fantástica. Te sientas un rato cada noche y asistes a la consulta, escuchas los problemas de esa gente y las conversaciones que mantienen con el Dr. Weston (alias Gabriel Byrne), te sientes un poco fisgón de vidas ajenas, invitado de lujo en una terapia privada, y nunca llegas a estar en desacuerdo con los caminos que habilmente el doctor invita a transitar a sus pacientes para que escuchen con su propia voz sus más profundos y escondidos traumas y secretos.

Es tan distinta esta serie a todo lo que habitualmente hacen en televisión que yo la recomiendo sin reservas.

Flores de primavera

Paisaje


Ya sé que esta imagen tiene tanto interés como la biografía de aquél que nunca hizo nada en la vida, simplemente la he subido porque en el momento de hacer la foto estuve a punto de disparar centrando ese camino, sin embargo algo se iluminó en mi interiór y en el último instante decidí descentrar el punto de fuga que marca el camino.
Creo que así la imagen tiene más fuerza compositiva.

16 marzo 2009

Cualquier motivo sirve de excusa







Abstracciones creadas usando como motivo fotográfico una planta situada junto al cauce del río Mijares.

Paisaje, abstracción


Me gusta este tipo de fotografía en la que los elementos se superponen y generan planos bidimensionales.

Paisaje


Estuve ayer domingo dando una vuelta cerca de la desembocadura del río Mijares. Normalmente no lleva agua, pero me sorprendió comprobar que esta vez sí había.

06 marzo 2009

Illustrator + Photoshop



Painter 11



Hoy he probado un rato el Painter en su última versión. Es programa de dibujo de Corel, lo conozco hace muchos años y es muy interesante. Sin embargo no está traducido al español, es visualmente poco "moderno" y está enfocado a un público muy específico, lo que le resta algo fuerza.
Es un programa parecido al Photoshop, aunque está más orientado al trabajo creativo del pintor/dibujante digital, que al que simplemente necesite manipular imágenes.
Me gusta trastearlo un poco de vez en cuando, pero lo cierto es que nunca le he sacado partido.

05 marzo 2009

Bilbo

Sonidos de la infancia

Esta mañana tenía hora con el dentista. Desde navidad esta ha sido la primera vez que he salido del trabajo fuera de horas. Cuando estaba sentado en la consulta, que se ha hecho eterna pues me han hecho esperar una hora, en vez de sentir enfado por ese tiempo que me estaban haciendo perder ha ocurrido todo lo contrario: me sentía feliz (bueno, contento...) por ese instante fuera del trabajo. Salir del trabajo a deshoras me ha permitido oír el murmullo de la ciudad a esas horas de la mañana, un sonido que se compone de una sabia mezcla de pájaros piando, niños corriendo y gritando en los patios del cole, coches que pasan y otros ruidos varios como los de la gente trabajando en la calle, obras de alrededor de la consulta, gente mayor hablando a la salida de una panadería...

Ese cúmulo de sonidos en particular me recuerdan tanto a mi infancia y a los buenos tiempos de cuando era estudiante en Valencia que tengo que reconocer que me he alegrado de salir a media mañana, aunque solo fuera para esperar una hora sentado en la consulta del dentista.

03 marzo 2009

Cuadro de Vila-real

Estas últimas semanas he estado pintando un tríptico con la ciudad de Villarreal, (Castellón) como tema principal (y único).
El tríptico (tres cuadros juntos) mide alrededor de dos metros por uno de altura, aunque no recuerdo bien las medidas exactas, y está pintado en acrílico, gajes de no tener un estudio propio, lugar dónde podría pintar al oleo sin que los olores de ese material y sus diluyentes molestaran. También he empleado otros materiales para conseguir el acabado texturado que buscaba.

He decidido subir unas cuantas fotografías que fui haciendo durante el proceso, desde el boceto inicial, que muestro aquí debajo;


Hasta el resultado final, que aparece al final de esta misma entrada. Si alguien quiere opinar algo sobre el cuadro y su proceso, que se anime y comente. Soy todo oídos porque de la crítica se aprende.

Estas son algunas fases del proceso:

Después de tener claro lo que iba a pintar, dibujé en lápiz sobre los tableros de madera el perfil de los edificios de Villarreal. La idea del cuadro es totalmente inventada, la ciudad de Villarreal no es tal como aparece en este cuadro, lo que ocurre es que siempre me han gustado este tipo de composiciones pictóricas. Simplemente he mantenido rasgos similares en la iglesia de San Pascual y en el campo de futbol para que quede claro que estoy pintando algo basado en Villarreal.


Después tracé con un pincel el dibujo anterior. El color elegido ya guarda relación con el tono general que quería darle al cuadro.


Una vez estuvo todo el dibujo pintado sobre las tres maderas, la siguiente fase consistió en rellenar con los colores elegidos las zonas que iban a dar volumen a la ciudad. Las caras de los edificios me dan juego para crear luces y sombras arrojadas sobre pareces adyacentes, esas sombras me ayudan a crear el volumen que busco en este tipo de pintura.






Una vez ha desaparecido el blanco del fondo y están todos los colores "en su sitio", queda el trabajo final que consiste en trabajar una textura sobre la superficie del tríptico para que este pierda su bidimensionalidad y aumente su impacto visual -o por lo menos es lo que yo pretendo con esa textura-. Para conseguir esa textura, necesito tener presente este dato desde el inicio del proceso.

Y este es el resultado final:


Se puede observar que ha desaparecido la plaza de toros del centro del cuadro.
¿Por qué? preguntaréis visiblemente extrañados ;-)
Bueno, resulta que no es este el primer cuadro de este estilo que pinto. Todos los anteriores tenían plaza de toros -fiesta con la que no estoy muy de acuerdo, aunque esa es otra historia-, pero eran ciudades inventadas. En cambio, esta de ahora no es inventada, y resulta que Villarreal no tiene plaza de toros, por lo que a medida que he ido avanzando en la pintura, ha podido más la idea de que iba a molestar algo tan evidente como la no existencia de una plaza en esa ciudad que permanecer fiel a la inclusión de plazas de toros en mis cuadros, así que la quité y en paz. En los bocetos iniciales esa plaza ocupaba un lugar destacado, cuando pasé a las maderas el boceto, decidí restarle protagonismo y justo antes de dar los acabados finales, me deshice de ella.

Pienso ahora que si desde el principio tuve claro que esa plaza iba a plantear problemas, debí o bien apostar por ella -como en el boceto- o descartarla, pero no esconderla cuando el cuadro estaba casi acabado, puesto que ahora es un edificio más que en el fondo rompe la estructura del cuadro, puesto que es el único circular.
Supongo que todo esto que cuento es una muestra, un rasgo de mi personalidad; siempre ando dudando.
¿Os gusta el cuadro?

Un punto de vista Headline Animator

Entradas populares