Los problemas de siempre con el diseño

Este de arriba es el definitivo.


Opción 01.


Opción 02.


Me han pedido el diseño de un logotipo para la Asociación de Madres y Padres del Colegio Pio XII de Nules.
Estos son los dos primeros (y últimos) bocetos que tengo intención de enseñar.
El encargo de este trabajo refleja lo mal que nos lo montamos los diseñadores en general o lo poco valorado que está esto del diseño.

En esencia:

Un padre se acerca a mí en el trabajo mientras yo estoy sentado frente al ordenador, atareado en mis labores diarias que tienen que ver con diseño, pero no con el de la creación de logotipos. Me dice que como yo tengo mano con eso del diseño, que le de forma a la idea que ellos tienen para un logotipo nuevo (me enseña un dibujo hecho con clips del Office). En principio su idea era cambiar cosas del logotipo que ya tienen hecho, pero como me trae una fotocopia del logotipo bordado en la camiseta del hijo, yo le digo que no, que si acaso hay que hacerlo nuevo porque eso que me enseña está demasiado perdido para la causa y ahí es cuando pasamos al logo nuevo.
En resumen, que como soy un manitas con el diseño (dice él) y eso yo lo tengo hecho en un plis plas, que se lo haga nuevo.
Punto.

Mis consideraciones:
Él, para ganarse unas perras no duda en ofrecer sus servicios para cuestiones varias, pero mi trabajo, como ya dice él que soy un hacha y eso del ordenador lo tengo chupado, no tiene valor porque total, es un logotipo y eso lo hace cualquiera, así que de hablar de cuanto le puede costar mi trabajo, "nanay".
Y yo, idiota de mí se lo hago; a pesar de abrir la boca y dejar claro cual es mi opinión al respecto de lo que es un trabajo realizado, del valor que yo sí le doy a mi trabajo, de los años que me ha costado llegar a ser un "manitas" con esto del ordenador y tenerlo chupado, de los cursos recibidos, los libros leídos, las revistas devoradas, licenciaturas, másteres, gusto innato y... y nada, que se lo hago, pero gratis, no vayáis a creer.
Pienso que cuando se piden las cosas como un favor, bueno es ser listo y pedirlas de tal forma que sea la persona encargada de realizar ese favor quién tenga la oportunidad de decir: esto es gratis, porque eres mi amigo, porque quiero hacerte ese favor o porque me da la gana.

Más de un diseñador sabe de qué hablo, esta misma historia se repite periódicamente en mi vida diaria, y supongo que no soy el único al que le ocurre.

PDT: El "cual" de ahí arriba, ¿es con o sin acento?

Entradas populares de este blog