Rostro clásico


Un trabajo que acaba antes de profundizar más de la cuenta.
Esta imagen no va a mejorar* por más detalle que yo quiera darle, así pues decido dar por terminado el trabajo y pasar a otra cosa, en tanto que lo que me ofrece tal como está ahora es más de lo que yo creo que podría conseguir si continúo sacando detalle de entre las manchas y volúmenes que me ofrece este rosto en este preciso instante.

*Mejorar puede ser conseguir la fidelidad total, el máximo realismo que te ofrece una buena foto. Seguramente Bacon no estaría de acuerdo con lo que digo. Al verla he sentido que ya estaba bien así, que me gustaba tal como me ha salido, que perfilar el ojo o sacar los rasgos de la oreja no van a mejorar lo que muestra la pantalla. Antonio López me diría; Tú estás tonto.

Entradas populares de este blog