Arrecia la tormenta

También pude titular esta foto como Los paraguas de Cherburgo, pero a quién quiero engañar, si ni siquiera pude terminar de ver la película.
Aún oigo los ecos de aquella vieja canción.

Entradas populares de este blog