Hola de nuevo



Demasiado tiempo sin actualizar el blog.
Lo sé.
Pero en cambio vosotros, fieles seguidores, no sabéis que esto me da de comer lo mismo que el aire. O sea más bien poco dejando aparte los buñuelos de viento.
Trabajo en el sector cerámico y en breve empezará Cevisama, la feria cerámica por excelencia, (bueno, por eso y porque no hay más de ese nivel en España) ahí tengo depositadas las últimas 10 o 11 (ya no necesito acento en "o" ¿será falta ponerlo?) semanas de mi vida, medidas en horas de trabajo.
Aficiones como la fotografía se han convertido en parte de mi trabajo para esa feria, pero son imágenes que poco o nada de atractivas tienen; no es lo mismo fotografiar una ola rompiendo en la costa porque sí o porque me apetece y subirla aquí porque sí o porque me apetece, que una composición cerámica en la que lo que cuenta es exponer lo mejor posible un producto determinado, incidiendo en aquellas partes que queremos destacar y repitiendo la toma en otras veinte desde distintas posiciones para elegir la mejor o casi, por eso en en raras ocasiones subo aquí fotos de mi trabajo diario.

Entradas populares de este blog