¿Arte?


Ocurre con esta imagen lo que con muchas otras cosas en la vida.
Yo puedo pretender hacerla pasar por arte cuando simplemente se trata de una ¿afortunada? imagen casual.
Si hubiera sabido a priori qué estaba haciendo, si esta imagen perteneciera a un grupo mayor de imágenes similares, si el mismo procesado se repitiera en otras fotos, o la misma foto tuviera procesados distintos, si el motivo fuera interesante por su forma o su originalidad, si... entonces esta imagen sería algo más que la foto de una goma enredada, a pesar de que no es más que eso; una goma enredada. Entonces yo sería un artista y me tendrían que tratar como tal.
O puede que algún entendido no se fije en los difuminados exteriores de la imagen, no le importe el descentrado, la pelusilla que se adivina a la derecha de la goma o el punto negro superior y dictamine que esto es una obra de arte del copón, léase de primer orden, y yo me lo creeré y me pasaré tres meses haciendo más fotos similares para tener un book presentable que me abrirán las puertas al estrellato a pesar de saber, eso lo sabemos todos, que esta imagen no es más que la foto de una goma enredada.
En ocasiones visito el IVAM, igual da que sea otro museo, hay tantos, y veo colgados en sus paredes multitud de obras que no resistirían una crítica seria, no ya de un profesional de esto del arte -al fin y al cabo este buen hombre tiene que justificar el dinero que le dan- sino de cualquiera de los que no tenemos más argumentos que los "me gusta" o "no me gusta", tan válidos, aunque menospreciados, que esos otros aprendidos durante años de estudio (lo que me recuerda que la jerga del crítico de arte es casi tan compleja como la del sumiller para convencernos con taninos, organolépticos y demás palabrería que un vino cuesta 40€ porque sí).
Pienso que en ciertos casos (sobre todo los que dejan ver a primera vista que más que de Arte hablamos de productos para el mercadeo artístico, necesarios para mantener en movimiento el engranaje de una industria que ahora mismo, y a pesar de la crisis, funciona a pleno rendimiento) el Arte digo, debería quedar sometido al juicio de los hijos del visitante que acude al museo.
Ellos tienen más claro de qué hablamos.

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios