Pixar

No me convencen los trailers que he visto de Cars 2.
Lo poco que he visto de la nueva película de Pixar no parece que sea para saltar de alegría, si la primera entrega era contar la misma historia que siempre cuenta Disney, rodeada de deslumbrante parafernalia, la de ahora es como contar la misma historia que siempre encontramos en una de 007 pero actualizada a lo que el software del siglo XXI nos puede ofrecer.
Igual me equivoco, pero lo dudo.
Pixar está en la cima, sobre una montaña a la que ya quisiera yo poder escalar. Me tendré que contentar pintando monas y dibujando monigotes pues vivo en un país sin infraestructura adecuada, ni tampoco emprendedores serios* en el mundo de la animación y si a mí se me ocurriera montar una empresa sobre el tema, dudo que algún banco hiciera otra cosa que reírse al oírme hablar sobre préstamos y proyectos. Volviendo al tema, decía que Pixar está en la cumbre, son los reyes, los mejores, los guapos  de la fiesta, etc. y todos aplauden cuando el gran Lasseter discurre por la alfombra para recoger su anual Oscar, lo merece, sin duda. Pero igual deberían subir el listón de la autocrítica.
A pesar de lo que digo no quita que sus películas, que en esencia casi todas las que hacen los de Pixar son grandes películas),  tienen ciertos altibajos narrativos, discontinuidades en la intensidad dramática, estableciéndose desequilibrios entre la forma de contar la historia, en esencia un 10 y la historia en sí, que muchas veces no supera el 8; Up es genial, pero nada en la historia que cuenta es superior a la introducción. Wall·E es fantástica, pero lo que ocurre en la nave espacial aburre un poco, a mí particularmente Cars me gusta, pero mucha gente opina que la historia en el pueblo semiolvidado a un margen de la autopista aburre también, lo mismo ocurre con Los Increíbles y otras.
Puede que simplemente todo lo que digo se deba a que es tan espectacular una película de Pixar que lo que simplemente es brillante en ella desentona del resto.

Este mismo año hubo otra película aplaudida por el público, bendecida por la crítica, pero olvidada por los premios; Como entrenar a tu dragón, "how to train your dragon".
Apuesto mi cena a que si llega a estar firmada por Pixar, barre allí donde la presentan. No es de Pixar y ello se nota -entre otras cosas- en el escaso eco mediático, ausencia de reconocimientos, tibieza en las críticas, etc. Uno o dos años más y la cinta pasará a ocupar espacio en el rincón del olvido, al tiempo.
O puede que no, la historia permite ser franquiciada y desde hace tiempo la industria fílmica anda escasa de ideas y sobrada de películas con números al final del título.

*Si los hay, Zinkia es un ejemplo, pero la falta de industria seria yestablecida impide que la animación arranque. Hay muchos estudios pequeños, aficionados -igual que gran parte del empresariado español- a explotar a la gente joven a cambio de sueldos bajos y mucho trabajo.


Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios