La terraza


Cinco bombonas de las antes de la guerra que aguardan pacientemente a que un buen día se le ocurra al dueño subir a la terraza, redescubrir su presencia y tener la santa vergüenza de reconocer que no hacen nada de provecho, salvo el de posar estáticas, ahí donde están.

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios