Ls tempestad





Pierde intensidad la marejada, se retiran las bravas aguas y queda varado en la playa, como un cachalote herido, el impotente velero asistiendo mudo y exhausto a los lamentos por los esfuerzos vanos de su tripulación.
Serán rescatados.

PDT: Otra muestra más de mi mala suerte fotográfica; esa mañana iba con mi cámara de fotos, al ver el el barco varado en la playa pensé que ese iba a ser mi día de suerte (está claro que no le fue para el armador). Error, se me acabó el espacio de la tarjeta justo antes de hacer la primera foto. Tuve que usar el móvil, inestimable recurso de urgencia, a lo que se ve.

Entradas populares de este blog