Puertas cerradas



Oxidadas, abandonadas, olvidadas y cerradas.
Fotografías de puertas y entradas que se convierten en metáfora del aciago futuro que aguarda a este país nuestro. Posiblemente a estas alturas solo quede una puerta abierta; la de salida (y por piernas). Sin mirar atrás, dejando en el olvido lo que aquí se quede.
Ya nos veremos dentro de 15 años porque lo que preveo venir es tan negro que casi mejor lo reprimo y anulo mentalmente.
Que dentro de unos años me revele el trauma un buen siquiatra.
Por ahora mejor silvar y mirar hacia otra parte.

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios