Y al final, nada queda



Una vida de trabajo que se resume en... nada.
Es la vida de casi todos nosotros, suerte tenemos si nuestros hijos nos recuerdan con afecto.

Entradas populares de este blog