El mar y yo


Podría decir tantas cosas a partir de esta imagen sin que lo que diga complete (o mejore), lo que ya de por sí me sugiere, que prefiero callar y dejar fluir mis pensamientos imaginando lo que piensa el mar al ver al niño, y lo que piensa el niño al jugar con las olas, que acunan la arena.

Entradas populares de este blog

Bocetos de edificios