El pimiento



Nunca hubiera conseguido esta foto sin un móvil con cámara incorporada.
Más allá de lo buena o mala que sea la imagen (a mí me gusta, por eso la subo aquí), lo cierto es que la he tomado porque la semana pasada mi hijo se fijó en ese pimiento aplastado y esta mañana al pasar por la misma calle me ha preguntado por él.
Su insistencia ha sido determinante para hacerme con esta imagen.

Entradas populares de este blog